Press Releases

Cuarenta años De Carretillas Elevadoras: Preguntas Y Respuestas Con David Rowell

 enlace permanente   todos los mensajes
HYSTER-40-Years-of-Forklifts-250Después de retirarse de su puesto más reciente como Senior Product Marketing Manager para Hyster Reino Unido a principios de este año, David Rowell reflexiona sobre algunos de los desarrollos a los que ha asistido a lo largo de más de 44 años en la industria de la manutención, y comparte sus opiniones acerca del futuro.

P: ¿Cómo era la industria cuando empezó a trabajar por primera vez con Hyster?

R: Era el año 1972 y me sorprendió encontrarme con una empresa multinacional de propiedad americana fabricando carretillas elevadoras a solo 10 millas de mi hogar en Escocia.  Me contrataron como Junior Sales Coordinator, prestando apoyo a distribuidores en áreas que iban de Canadá a Sudáfrica.  En la década de 1970 introdujimos una nueva línea de carretillas elevadoras eléctricas y para mí esto fue el inicio de una apasionante carrera que duraría más de 40 años.  Si alguien me hubiera sugerido algo así en aquellos momentos lo habría tachado de loco – pero he seguido trabajando para Hyster porque era una empresa inteligente.  Estaban desarrollando nuevos e interesantes productos para clientes de aplicaciones industriales pesadas.

Se estaban desarrollando mercados masivos por toda la industria y Hyster estaba dando respuesta a este desafío. La filosofía de diseño evolucionaba para proporcionar equipos de calidad a un precio asequible, y todo esto subyacía con fuerza al desarrollo tanto de la serie XL como de la gama de carretillas elevadoras eléctricas de Hyster® . 

P: ¿Qué innovaciones clave tuvieron lugar con el lanzamiento de la operación de fabricación de Craigavon en el Reino Unido?

R: Habíamos cambiado nuestra filosofía de diseño y también nuestros métodos de fabricación y distribución. Dedicada inicialmente a la producción de carretillas con motor de combustión interna (Motor CI), la operación de Craigavon, Irlanda del Norte, abrió sus puertas en 1981. La bien conocida carretilla elevadora H40-60 XL de Hyster® (2-3 toneladas de capacidad) fue el primer producto fabricado en estas instalaciones. 

En su momento fue una carretilla popular que iba dirigida a compañías de fabricación y distribución de alimentos y bebidas. Esta carretilla estableció el estándar en cuanto a calidad, robustez y funcionalidad.  Se convirtió rápidamente en una carretilla popular para exportación, fabricándose alrededor de 3.000 carretillas H40-60 XL en aproximadamente los 20 primeros meses de producción.  Esto fue el principio de la era “XL” y Hyster empezó pronto a fabricar otros modelos en la fábrica, incluyendo opciones con ruedas de bandajes y ruedas de neumáticos, con dirección asistida y transmisión totalmente automática como equipamiento de serie.   En el diseño tenía una alta prioridad la facilidad de control, especialmente para conductores no experimentados.

No fue hasta 2009 que Craigavon se convirtió en una planta mixta para la fabricación tanto de productos de CI como de propulsión con batería, con un cambio fundamental en la disposición de la planta para albergar la producción de ambas líneas. Hoy en día, salen de la línea de producción de Craigavon más de una docena de tipos diferentes de carretillas contrapesadas Hyster® de 2,5 toneladas.  

P: ¿Cómo ha cambiado el mercado de carretillas eléctricas a lo largo de las cuatro últimas décadas?

R: La primera gama de carretillas elevadoras eléctricas de Hyster® se lanzó en la década de 1970. Son numerosos los desarrollos que han tenido lugar a lo largo de los años, incluyendo el lanzamiento de la serie XL eléctrica en la década de 1980. 
Tal vez el cambio más significativo se produjo con la introducción en 2009 de las series XN y XNT de carretillas elevadoras eléctricas. Estas carretillas mantenían la estrategia de la compañía de diseño  modular e innovación, ofreciendo a los clientes un rendimiento sobresaliente y significativos ahorros en los costes operativos.  También consolidaron a Hyster como proveedor de primera clase con carácter mundial de carretillas de bajo consumo de energía, con unos requisitos de mantenimiento reducidos, unos costes de explotación mínimos y cero emisiones.  

Hoy en día hay disponible una gran variedad de carretillas eléctricas Hyster® con carretillas potentes, robustas y de gran capacidad, junto con otras carretillas elevadoras eléctricas pequeñas de tres ruedas, que están entre las más eficientes energéticamente dentro de su clase.
P: ¿Estaría de acuerdo con que la industria parece menos orientada al producto? ¿Cómo se produjo esta evolución?

R: En la década de 1990 el enfoque para las carretillas Hyster® cambió a los beneficios para el operario.   Como el confort del operario tiene influencia en su productividad, eficiencia y moral, se dio una mayor importancia al diseño ergonómico. Con el producto XM, Hyster estableció un nuevo estándar en ergonomía. Mejores asientos, niveles de ruido más bajos y nuevos controles de operario diseñados ergonómicamente eran las características de diseño más destacadas. 
Esto fue el inicio del enfoque basado en soluciones de la compañía, que se centraba en soluciones para satisfacer las necesidades reales del cliente, en lugar de solo en el producto.  

P: ¿Qué otros enfoques han cambiado en el mercado? 

R: La eficiencia energética, la economía y la reducción de emisiones se han convertido en una prioridad más alta por toda la industria en los últimos años, con una legislación actualizada sobre emisiones y una mayor consideración al impacto medioambiental. En la década de 1990, todos estos importantes asuntos se tuvieron en cuenta en el diseño de la serie XM. Equipada con el motor diésel Perkins, ofrecía una alta potencia con un menor consumo de combustible y una mayor eficiencia, lo que ayudaba también a reducir los costes de explotación. 

P: ¿Qué cambios trajo consigo el nuevo milenio dentro de la industria? 

R: En el nuevo milenio, Hyster empezó a trabajar más estrechamente con los distribuidores para ofrecer una selección más amplia a los clientes con soluciones enfocadas a las aplicaciones. Los diseños de producto modulares habían ayudado a agilizar la producción, manteniendo al mismo tiempo una calidad coherente, y ofreciendo también diversas configuraciones, que mejoraban aún más las opciones disponibles para dar respuesta a las necesidades de los clientes. 

En 2005 se dio entrada en la línea de producción a la serie Hyster® Fortens® FT. Esta ha sido la marca de alta gama durante la última década, ofreciendo una amplia selección de posibilidades para los clientes.   Esta gama de carretillas de CI proporciona una opción de alta gama para adecuarse a cualquier aplicación, produciéndose en su totalidad en la planta de Craigavon para Europa, abarcando desde la compacta H1.6-2.0FTS hasta la H4.0 -5.5FT.  

La gama Fortens® ofrece también excelentes opciones de personalización.  Hay disponibles configuraciones para dar respuesta a las necesidades de aplicaciones específicas, incluyendo las que conllevan el uso de accesorios en la industria del papel, la fabricación, el reciclaje, las bebidas, los metales o la construcción.

P: ¿Cómo resumiría los enfoques clave para Hyster en el mercado actual?

R: Creo que uno de los cambios más importantes a lo largo de los años es el enfoque en la aplicación. Hyster ha desarrollado un claro entendimiento de lo significativo que puede ser el impacto de la elección de la carretilla elevadora en el rendimiento general y en el coste de una operación.  

Las tareas ejecutadas por las carretillas y la propia aplicación marcan la elección de producto del cliente, por lo que Hyster está ofreciendo soluciones a medida centradas en la aplicación. Esto ayuda a hacer frente a desafíos diarios específicos, ajustándose al mismo tiempo a todos los diferentes aspectos de una operación – coste, eficiencia de combustible, bajo nivel de emisiones y productividad a lo largo del tiempo.  El enfoque se centra mucho más en lo que se puede hacer para cada uno de los clientes.  

Uno de los últimos proyectos de Hyster en los que estuve implicado fue ayudar a poner en el mercado la nueva carretilla elevadora XT de Hyster® en 2016. La XT es un nuevo producto de gran eficacia en cuanto a los costes que establece un nuevo estándar.  Sigue ofreciendo características de primera clase, algunas de ellas compartidas con la gama Fortens® , utilizando transmisiones y motores probados para proporcionar el rendimiento adecuado que satisfaga los requisitos de la mayor parte de los usuarios, basándose en las necesidades de sus aplicaciones.

Las carretillas elevadoras Hyster® se fabrican para todo tipo de operaciones, desde las de alta intensidad a plena capacidad hasta las de tipo estándar, de uso diario.   Con frecuencia las carretillas parecen similares, pero es lo que va dentro lo que cuenta realmente.  El desarrollo continuo es clave para la oferta de producto de Hyster® . La compañía está mejorando su ya amplia gama de productos y estoy deseando ver adónde irá a partir de este momento.
P: ¿Alguna reflexión final que le gustaría compartir?

R: He disfrutado inmensamente los 44 años que he estado trabajando dentro de la industria y ha sido estupendo trabajar con Hyster, una compañía que colabora con los clientes de formas provechosas hasta el día de hoy. 

Acerca de David Rowell

David Rowell entró en Hyster en octubre de 1972 y trabajó con la compañía durante 44 años. Ocupó los cargos de Product Sales and Marketing, Sales and Distribution Manager y Operations.  David actuó también durante 4 años como presidente de la British Industrial Truck Association (BITA - Asociación Británica de Carretillas Industriales), donde tomó parte activa en la conformación de la industria a lo largo de los últimos 20 años.  

Como distinción a su carrera de más de 40 años con Hyster, David recibió en marzo de 2017 un galardón por sus logros a lo largo de su vida en los Premios FLTA (Fork Lift Truck Association - Asociación de Carretillas Elevadoras) de 2017.